Blog

Como instalar una nueva toma de corriente

Los aparatos eléctricos simplifican mucho nuestras labores cotidianas, por eso su número aumenta día a día en nuestras casas. Hasta el punto de que muchas veces no hallamos dónde conectarlos. ¡Y es que pareciera que nunca habrá suficientes tomas de corriente!

Pero no te preocupes, porque instalar nuevas tomas es una tarea bastante sencilla, que podrás realizar tú mismo siguiendo estos simples pasos.

Lo primero es asesorarte con un especialista en electricidad de que la potencia contratada en tu hogar es la que necesitas. Si conectas más aparatos de los permitidos, los interruptores saltarán y tendrás cortes de luz frecuentes.

Por otra parte, también es recomendable que un experto revise el trabajo final, para asegurarte de que todo funcione correctamente y evites complicaciones posteriores.

Pasos para instalar una nueva toma de corriente

Antes de comenzar asegúrate de tener a mano todos los implementos necesarios. Estos son: una caja base de tomacorrientes con su portada, un cincel de metal, masilla para rellenar agujeros, destornillador de electricista, alicates, navaja de carpintero, gafas protectoras, guantes protectores y un nivel. Para evitar riesgos, es importante que todo el material que utilicemos sea homologado y cuente con las garantías necesarias.

El primer paso es desconectar la corriente general de la casa. Luego, comprueba las conexiones eléctricas de tierra, el neutral y la corriente viva. Para hacerlo, deberás retirar la tapa de la toma de corriente, desatornillando la caratula.

Una vez retirada la tapa, puedes proceder a quitar la caja de la base de la pared. A continuación, coloca la nueva caja doble en el hueco de la pared. Si no calza correctamente o no entra, deberás ajustar el tamaño del agujero. Utiliza el nivel para comprobar que haya quedado completamente alineada.

Ahora ya puedes comenzar con el trabajo de cableado. Sé muy cuidadoso al realizar estas conexiones, pues de su correcta instalación depende el buen funcionamiento del enchufe.

Finalmente, coloca la tapa y ajústala con los tornillos que incluye el empaque. Si es necesario, repara cualquier agujero que hayas hecho en la pared con la masilla. Y listo, ¡ya tienes una nueva toma de corriente!

Conecta nuevamente la electricidad, para verificar su operatividad. Si los cables se han instalado correctamente, el circuito permanecerá encendido y no se producirán chispazos ni cortocircuitos. Comprueba que la toma de corriente funcione correctamente, enchufando una lámpara o cualquier aparato que tenga bajo voltaje.

Por último, es aconsejable que revises la toma de corriente con un medidor de toma de corriente. Un experto en electricidad, puede ayudarte con este procedimiento, que te permitirá estar seguro de que el nuevo circuito no está forzando la fuente de electricidad.

Si no te animas a realizar esta tarea, o si te has dado cuenta de que debes aumentar la potencia eléctrica contratada, puedes contactar a un experto, sin compromiso. Ellos te brindarán la asesoría necesaria y garantizarán que obtengas un resultado confiable y profesional. Están a tu disposición las 24 horas del día, así que no dudes en llamarnos.

Certificado de Instalación Eléctrica: el documento esencial que da luz a tu casa

Todos los elementos de una instalación eléctrica deben encontrarse en óptimas condiciones para poder cumplir con la normativa. Mediante este certificado es como podremos asegurar de que nuestro hogar cumple con la normativa de seguridad y calidad de instalación requerida.

Es posible que hayamos oído hablar sobre el certificado de Instalación Eléctrica (CIE) o en palabras más mundanas como Boletín Eléctrico. Pues bien, el Boletín Eléctrico es un documento oficial. En el cual se encuentran todos los requisitos que se deben cumplir para que podamos recibir el suministro por parte de las distribuidoras, sin él, esto no sería posible.

En cada zona encontramos modelos de certificación diferentes, pero siempre contiene la misma información.

En este boletín además se adjunta la potencia que tenemos instalada y la máxima que podemos recibir, con un plano de cada elemento de la red eléctrica y características de todos ellos.

¿Cuándo hay que obtener un nuevo CIE?

Todas las viviendas, locales o naves industriales deben tener un certificado que esté autorizado. Este documento tiene una vigencia de 20 años y cuando ha pasado este tiempo deberemos solicitar uno nuevo, debido a que sino la compañía distribuidora nos lo exige para poder mantener el servicio.

Un nuevo CIE también es necesario en otras tres circunstancias; cuando compramos una nueva casa, ya que la distribuidora no tendrá ningún informe previo. Si hay un aumento de la potencia contratada, entonces será cuando se deberá verificar la instalación para que soporte ese aumento de kilovatios. Y si hubieses habido un corte de luz por impago.

¿Cuánto tarda en obtenerse? El tiempo de espera una vez se haya realizado la inspección es muy corto ya que se puede obtener en un plazo máximo de 5 días. En el caso de que no sea favorable, se realizará otra inspección y se tendrán que modificar los defectos por lo que el tiempo se puede prologar y bastante.

Respecto a cuánto cuesta, no es algo que se encuentre estipulado ya que depende del precio de la mano de obra y el tipo de instalación que se vaya a inspeccionar.

Abrir puntos de luz en una vivienda

Son muchos los aparatos eléctricos que cada día usamos por lo que no es extraño que en ocasiones tengamos alguna dificultad para enchufar todo aquello que se necesita. Utilizar un multiplicador puede ser la solución, pero si lo que queremos es que la toma sea más limpia y que el multiplicador no estén estorbando por el suelo,lo mejor será abrir un punto de luz en el lugar en el que se necesite. Aunque se puede contratar un electricista para realizar este trabajo, lo cierto es que con un poco de cuidado y siguiendo unos pasos, podrás hacerlo tú mismo y ahorrarte algo de dinero.

Pasos a seguir para abrir un punto de luz

Lo primero que hay que hacer es desconectar el cuadro de luz. Así no se correrán riesgos mientras se esté manipulando la instalación. Después procede a marcar en la pared el sitio exacto donde desees colocar el enchufe nuevo.

Puedes pasar un detector de metales por la zona en la que vas a colocar el enchufe para asegurarte de que en la misma no hay tuberías ni cables que pudieran ser dañadas. Después desde el punto de luz que ya se tenga, se empieza a hacer con la ayuda de un cincel y de un martillo, la roza. Ponte guantes antes para protegerte las manos mientras vas a llevar a cabo este trabajo.

Cuando tengas en la pared ya hecho el huevo, puedes aprovechar los agujeros de los ladrillos como guía para pasar un trozo de tubo. Toma la medida con el tubo guía y marca el punto donde se va a picar. Así va a resultar más sencillo localizar cualquier punto de masa entre los ladrillos además de saber con mayor exactitud cuáles son los lugares en los que se debe picar.

Cuando se ha hecho el hueco del enchufe, se introduce un tubo corrugado y se va a la regleta que sale desde la caja de registro, para pasar por ahí los cables. Aprovecha el tubo corrugado y pasa a través de él los cables hasta llegar hasta el que has colocado y que te va a servir para poder llevar los cables al punto de luz nuevo que se necesita. Así dejarás preparada la instalación. Después solo hay que colocar el enchufe o el interruptor con sus cables correspondientes.

PÁSATE AL LED, MEJOR LUZ POR MENOS DINERO

¿Estás pensando en poner luces LED? Aquí te contamos todo lo que debes saber. Sigue leyendo este articulo de los electricistas autorizados Galapagar e infórmate sobre las luces LED y todas sus ventajas.

Estamos muy mal acostumbrados, atados a las tradiciones y costumbres, y por eso nos da mucha pereza cambiar de hábitos y adaptarnos a lo nuevo. En la mayoría de las viviendas se siguen utilizando las bombillas fluorescentes o incandescentes, pero el LED pega fuerte, y cada vez son más personas las que se animan a probarlas ¿Por qué ocurre esto? Pues porque este tipo de iluminación cuenta con un montón de ventajas que todos deberíamos conocer y empezar a utilizar. Vamos a contarte todos los beneficios que te ofrecen estas luces LED, y quedarás sorprendido.

Solo con estos beneficios de las luces LED darás el salto para cambiar tu vida, mejor iluminación, más ahorro en tus facturas de luz, y todo ello contribuyendo a obtener un ecosistema mejor. Como ves solo con esta introducción todo es para un cambio a mejor. Te contamos todos sus secretos.

¿Sabías que las luces LED son de larga duración?

¿Estás cansado de tener que cambiar las bombillas cada poco tiempo? Las bombillas convencionales tienen un tiempo de vida, están fabricadas con un tiempo de durabilidad de aproximadamente unas mil horas, esto si todo va correctamente y no sufren ningún percance como por ejemplo que acaben fundidas de pronto antes de tiempo, que como todos sabemos, porque lo hemos sufrido, es algo bastante frecuente, además suelen ir poniéndose “feas”, van perdiendo su brillo original sin poder remediarlo, y por lo tanto van perdiendo su luminosidad. Las luces LED, por el contrario, están fabricadas para que duren entre cincuenta mil y cien mil horas, años y años en los que podrás contar con las mismas luces sin ninguna necesidad de cambiarlas por otras nuevas porque, además, este tipo de luces no suelen perder su brillo original, por lo que contarás con la misma iluminación durante todo el tiempo que las uses. Su material de fabricación las hace totalmente resistentes al paso del tiempo, a vibraciones indeseadas e incluso a cambios bruscos de temperatura. La diferencia es abismal, y el beneficio está totalmente claro.

¿Sabías que las luces LED son mucho más eficientes en cuanto al gasto de energía?

Se ha demostrado que la eficiencia de las luces LED, supera con creces a las bombillas incandescentes o fluorescentes de siempre. Las luces LED son exactamente un 90% más eficientes que las bombillas de siempre, ya que el 90% de la energía de las LED se convierte en luz, y tan solo un 10% en calor, mientras que por el contrario, en las luces incandescentes, el 95% de su energía se convierte en calor, dejando tan solo un 5% para dar luz. Es evidente la eficiencia de las luces LED frente a las bombillas convencionales, el beneficio es asombroso, y nosotros sin saberlo todavía. Quizás va siendo hora de que hagamos el cambio, ¿no creéis?

¿Sabías que se consigue un ahorro económico importante con las luces LED?

Acabamos de hablar de la eficiencia de las luces LED frente a las incandescentes o fluorescentes en las que la mayor parte de energía se derrocha en calor y no en luz, y esto nos lleva obviamente a sufrir un gasto de energía innecesaria, que claramente se convierte en un gasto de dinero innecesario, ya que con las bombillas de siempre producimos mucho más calor que luz, y necesitamos más energía para conseguir una luz adecuada. Como hemos comentado antes, esto no pasa con las luces LED, ya que el 90% de la energía es convertida en luz, y no en calor. Si a esto sumamos la durabilidad de estas luces LED, que como hemos dicho antes es de unas cincuenta mil horas, frente a las mil horas de durabilidad de una bombilla tradicional, el ahorro es claro y objetivo.

¿Sabías que las luces LED no bajan su eficiencia en ambientes fríos?

Algunos tipos de luces, como por ejemplo las luces fluorescentes se encuentran con un rendimiento limitado en ambientes de temperaturas muy bajas, por lo que requieren de una mayor energía para un funcionamiento de iluminación correcta. Las luces LED no sufren este problema, y al contrario, son ideales para espacios en los que las temperaturas son muy bajas.

Y por último,

¿Sabías que las luces LED no son perjudiciales para el medio ambiente?

A diferencia de otras bombillas, las luces LED no cuentan con químicos tóxicos, ni materiales peligrosos para nuestro medio ambiente, por lo que pueden ser recicladas sin ningún problema y con total seguridad para nuestro medio ambiente. Es importante que todos contribuyamos a tener un medio ambiente mejor, está en la mano de todos y cada uno de nosotros conservarlo.

¿PARA QUÉ NECESITO UN BOLETÍN ELÉCTRICO?

¿No sabes qué es exactamente un boletín eléctrico?

Hoy te contamos todo lo que debes saber, qué es, para qué sirve, y porqué es necesario que lo tengas.

Supongo que sabrás que la instalación eléctrica de tu domicilio tiene que pasar una revisión técnica de forma totalmente obligatoria, o igual no te has encargado tú nunca de este tema y no tenías ni idea y por eso estás leyendo este artículo. Pues bien, ya no hay excusas, ya lo sabes. Tienes que pasar una revisión.

La revisión de tu instalación eléctrica es necesaria para estar seguros de que todo está bien y no hay ningún fallo en su funcionamiento, y por lo tanto ningún peligro. Esta revisión es la que se certifica en el boletín llamado Certificado de Instalación Eléctrica o CIE. Por lo tanto es imprescindible saber cuándo debe tu instalación eléctrica pasar estas revisiones, quién debe encargarse de realizarlas, y cuanto nos va a costar, y esto es lo que te vamos a contar hoy en este artículo.

Como hemos dicho al principio, este boletín eléctrico es obligatorio tenerlo en todas las casas, sin ninguna excepción, ya que certifica que nuestra instalación eléctrica está en perfectas condiciones, y que cumple con los requisitos necesarios para funcionar de forma segura, para nosotros mismos, y para nuestros vecinos. Sin este boletín no puedes tener una instalación eléctrica, ya que la seguridad es siempre lo primero.

¿Cada cuánto debemos realizar esta revisión?

Bueno, esto nos va a gustar más, ya que una vez hecha la revisión y teniendo nuestro boletín en vigor, no tendremos que volver a preocuparnos por el hasta pasados veinte años, que es la vigencia de validez que tiene este certificado. Hay que tener en cuenta, que cada vez que vayamos a realizar cualquier tipo de trámite referente a nuestra instalación eléctrica, ya sea con nuestra distribuidora de electricidad, o con la empresa comercial que tengamos contratada para hacer de intermediario, ya que estas son siempre empresas o compañías distintas, vamos a necesitar tener a mano nuestro boletín eléctrico para poder realizarlo. Estamos hablando de cualquier tipo de trámite de nuestra electricidad, como cuando necesitemos o queramos subir nuestra potencia eléctrica contratada, o bajarla en el caso contrario, qué quieras cambiar tu instalación eléctrica y pasarla de monofásica a trifásica, o al contrario, que llegues a un domicilio de alquiler y compruebes que corriente tiene contratada para ver si tienes que modificarla, o simplemente para comprobar que está en vigor, en los casos en los que vayas a dar de alta una instalación eléctrica, y evidentemente cuando esté caducado y haya que renovarlo. En conclusión, que este boletín eléctrico o certificado es un documento que debemos tener a mano siempre, bien localizado, y tenerlo siempre en cuenta, no es un papel que se deba perder en cualquier cajón, ya que tiene una alta importancia.

¿Quién hace este tipo de revisiones?

O ¿quién me facilita este Certificado eléctrico la primera vez que voy a dar de alta mi electricidad? Estas revisiones solo puede realizarlas un electricista profesional y autorizado por el Ministerio de Energía, y es el mismo quién te lo dará una vez que examine tu instalación eléctrica y compruebe que todo está en orden, tanto en tema de instalación, como en tema de su correcto funcionamiento. Solo este profesional está autorizado para ello, y solo el que te de él será el válido. Este documento, para que sea totalmente válido y oficial, tiene que ser registrado en el organismo correspondiente del Ministerio, y una vez registrado, no tendrás que volver a renovarlo hasta pasados 20 años. Ni que decir tiene, que si tu instalación no estuviese en óptimas condiciones, se debe resolver el problema, ya que de lo contrario no conseguiremos obtener este certificado.

En el Certificado de Instalación Eléctrica deben figurar todos los datos, es decir, los datos del titular de la instalación eléctrica, la dirección de la vivienda, la empresa instaladora autorizada, la empresa distribuidora de energía, todas las características específicas de dicha instalación, como el tipo de uso, la potencia máxima admisible, la superficie, los datos de derivación individual, los contadores, los datos de las protecciones, los datos de la línea general de alimentación, la tensión, y cualquier dato que sea propio de tu instalación eléctrica. El certificado de instalación eléctrica debe ser completo, y especificando todas las características.

¿Cuál es el precio de este boletín eléctrico?

Esta es la pregunta del millón, y la que más os interesa, lo sé, mucho más incluso que saber qué narices es este boletín. Pues bien, es una pregunta a la que no se puede contestar con exactitud, ya que el precio del boletín, o la renovación del mismo, varía mucho dependiendo del tipo de instalación, de potencia de energía, incluso del tipo de vivienda, pero suele estar en torno a los 100 o 150 euros, que siendo para garantizar la seguridad de nuestro domicilio y familia, y contando con que la renovación se realizará de forma normal cada veinte años, es un precio totalmente asequible.